5 grandes beneficios del internet de las cosas

El Internet de las cosas (IoT) como ya vimos, es en resumen la interconectividad de todo tipo de objetos de uso diario con acceso a internet, en un hogar o una empresa. Ese tipo de conexión entre las cosas con las que interactuamos diariamente ofrece nuevas oportunidades que facilitan y optimizan el uso y la conjunción entre los objetos.

Se puede obtener un gran provecho al hacer del Internet de las cosas una parte importante de nuestra vida.

5.- Recolección de datos

Como aprendimos en el funcionamiento del Internet de las cosas, una de sus funciones y requerimientos para realizar sus tareas, es la recolección de datos del usuario (comportamiento, gustos, frecuencia de uso). Esa información, será analizada y posteriormente usada para mejorar la experiencia de quienes utilizan determinados objetos conectados en línea.

4.- Mejor control

Recomendamos:

En Twitter, ¿estrella o corazón?

¿Cómo ayudan los nuevos emojis de Facebook?

La conexión en línea que tendrán los objetos les permitirá a los usuarios controlar aún más y más fácilmente su uso y aprovechar al máximo sus funciones. Además, será más sencillo saber cuando exista alguna falla o se deba actualizar.

3.- Ahorro de tiempo

La recolección de datos antes mencionada genera que los objetos conozcan las preferencias del usuario y trabajen con el objetivo de satisfacer sus gustos sin necesidad de que las personas tengan que programar o acomodar ningún aspecto de los objetos a su alrededor, ahorrándoles algo de tiempo..

2.- Ahorro eventual de dinero

Por ahora, cualquier objeto que cuente con una conexión a internet y que pueda efectuar las funciones de interconectividad características del Internet de las cosas, tienen un costo considerable. No obstante, esto puede transformarse en una inversión a futuro ya que eliminará la necesidad de renovar determinadas cosas o sustituirá otras más.

1.- Modernidad

Para una empresa, hacer parte el Internet de las cosas de su funcionamiento le otorga un valor agregado de innovación, especialmente ahora que el IoT apenas comienza a formar parte de la vida diaria de las personas promedio. Por otro lado, en la vida privada, añadir el IoT denota un estilo de vida moderno, y quizás aún futurista, que a cualquier entusiasta de la tecnología le gustará.