Uber, un servicio de impacto

A veces es una preocupación trasladarse de un lugar a otro y no tener cómo hacerlo, eso responde el éxito que ha tenido Uber, una aplicación para teléfonos  inteligentes que “conecta personas que buscan moverse de un punto a otro con choferes que brindan servicio de transporte privado”.

Los costos de este servicio suelen ser más económicos y accesibles a diferencia de un taxi tradicional. Sin embargo, los pagos son solo con tarjeta de crédito y Uber obtiene una comisión.

Recomendamos:

En Twitter, ¿estrella o corazón?

El Lead Nurturing para captar clientes potenciales

De acuerdo al fundador de la aplicación Travis Kalanick, Uber funciona en 250 ciudades en 50 países. “Este progreso es notable, pero en los próximos años Uber verdaderamente crecerá de forma impactante y el impacto en las ciudades se hará más visible”.

Un servicio aparentemente atractivo, fácil, rápido y seguro, pero que ha causado inconvenientes en varios países con personas que se dedican al trabajo como taxistas. Primero, porque como es un servicio que surge de la web no cumple con los pagos de impuestos de los transportes tradicionales. Segundo, el hecho de no aceptar pago en efectivo limita el acceso del servicio. Y tercero, la seguridad, pues en la India hubo casos denunciados por intento de violación dentro de estos vehículos. Las razones de este último hecho es la falta de verificación de antecedentes penales de los conductores, en ese caso, ¿de qué sirve esta invención sino se garantiza la seguridad de los pasajeros?

En países como Alemania, España, La India, Tailandia, parte de Estados Unidos y México, Uber ha generado controversia por la misma situación.