Pasos para hacer posible la innovación.

Todo parte con la premisa de que “Una idea no es ni más ni menos que una nueva combinación de elementos viejos”, que se dividen en 6 etapas, que al tener conocimiento de ellas, ayudan a entender y mejorar notablemente el nacimiento de una idea.

Innovación-2PREPARACIÓN:Es la base para comenzar a gestar una idea, consta de la identificación de un objetivo creativo (qué es lo que se quiere lograr), sobre el cual se va a trabajar recopilando todo tipo de documentación e información que esté relacionada con dicho objetivo.

GENERACIÓN:Una vez con la información recopilada, debemos meternos de lleno en el objetivo creativo, interiorizarse de lleno en el tema, establecer los límites para no perder el foco.
Cuando ya se haya “masticado” toda la información, es momento de generar ideas y buscar todas las alternativas posibles, (recomiendo anotar todo, absolutamente TODO!)

INCUBACIÓN:
Esta etapa será la favorita de todos, pues consiste simplemente en descansar, ojo que no es cualquier descanso, sino más bien es un relajo ficticio en el cual, aunque no se esté trabajando de forma consciente en el objetivo creativo, se produce un tipo de elaboración no consciente que nos puede llevar a la idea buscada.
Ahora, si el proyecto en el cual trabajamos nos produce una gran motivación o implicación emocional, ocurre lo que Robert Olton llama “preocupación Innovación-3creadora”.

Recomendamos:

Claves del marketing de Star Wars

¿Quién fue Stephen Hawking?

En esta etapa es fundamental generar distracciones que estimulen la imaginación y las emociones, para que el inconsciente digiera el objetivo mientras descansamos.

Innovación-5ILUMINACIÓN:Tal como lo dice el nombre, es cuando pareciese que por obra de magia llega la idea que te hará millonario (ha ha), es el instante pleno de inspiración, también conocido como las 3 B’s (Bus, Bed y Bath, dando alusión a que siempre las ideas brillantes ocurren en lugares poco probables, como en la micro, la cama o el baño).
También nos referimos a la iluminación como el momento “Eureka” (yo lo descubrí) o el clásico “Ajá!”, el hecho de comprender esta etapa es tan potente, que la mayoría de las veces olvidamos el proceso que nos ha llevado a este resultado.

EVALUACIÓN:Ya con la gran idea, debemos verificar si esta cumple con todos los requisitos del Innovación-4objetivo creativo. Una vez evaluado esto comienza el proceso convergente, donde debemos crear tácticas para potenciar nuestra idea lo máximo posible. Realizado esto, ponemos a prueba la idea, buscamos todos los puntos débiles que podrían llegar a destruirla y trabajarlos a fondo, para quedarnos con una idea final invencible, que además cumple con el objetivo propuesto.

ELABORACIÓN:
Es la última etapa, donde se lleva a cabo todo lo necesario para tangibilizar nuestra idea (grabar, editar, hacer la página web, dibujar).

Innovación-6