Las redes sociales y sus mitos

Actualmente con las redes sociales enfrentamos el choque de dos realidades en la publicidad,  donde muchas veces se confunde la tecnología como un procedimiento fácil, sencillo y económico solo porque no existe un gran despliegue técnico, producción, pautas que implica una campaña publicitaria ATL. Sin embargo, manejar una campaña o la imagen de una marca a través de las redes sociales aunque no exija las mismas etapas de elaboración no significa menos trabajo para quienes se dedican a producir contenido las 24 horas del día en las redes sociales y mucho menos que resulte barato.

Recomendamos:

Uber, un servicio de impacto

LA MAQUINA DE LA FELICIDAD DE COCA-COLA

Tener una visión errada de cómo funcionan las redes sociales afecta la reputación de tu marca o empresa. El trabajo de las redes sociales son una forma directa e interactiva de atraer clientes potenciales y fidelizar con clientes actuales, pero el funcionamiento de estas herramientas hace ver el mundo del social media como algo fácil y rápido.

  • El marketing en las redes sociales es barato: ¡NO! Aunque tener redes sociales no requiere de dinero, requiere de ingenio. Los usuarios no dan follow por placer, sino por razones atractivas que responden a sus necesidades, eso hace que sean selectivos.
  • En las redes sociales se vende de todo: Falso. Las redes sociales no son un espacio para vender productos constantemente o información relacionada a su negocio, promociones, productos o servicios. Más bien son el espacio para interactuar y compartir intereses tanto para la marca como para el consumidor.
  • Manejar las redes sociales es fácil y rápido: Si tienes una cuenta personal donde publicas una vez al mes, si puede resultar fácil y rápido. Pero una marca que busca ampliar su comunidad de seguidores, no. El trabajo en redes sociales exige tiempo, es un trabajo diario en el que se interactúa constantemente con los seguidores para cuidar la reputación de la marca.
  • Los resultados en las redes sociales son inmediatos: Construir una identidad digital demanda tiempo, y los resultados se ven a largo plazo. Por ello el contenido debe mantenerse constante y generar contenido de valor que atraiga a los usuarios. Es un trabajo que requiere planificación y dedicación.
  • Las redes sociales que importan son Facebook, Twitter y Youtube: Recuerda que cada red social persigue objetivos diferentes, no puedes colocar un contenido audiovisual en Twitter de 5 minutos cuando por segundo se actualiza el perfil de tanta información, si la idea es informar con tuits precisos, debes estudiar qué redes sociales se acoplan con el contenido de la marca. Crear estrategias de comunicación.