Las diferencias entre native advertising y content marketing

El mundo del marketing digital está en constante cambio por ello es importante mantenerse al día con los términos y tendencias digitales. Funciona hasta para enseñarle a los clientes qué decir y cómo hacerlo. Además cada día surgen nuevos conceptos que obliga a quienes trabajan en el marketing leer e investigar. Por ejemplo el native advertising y el content marketing.

Utilizar términos correctos en un momento dado no solo te hace ver como un experto sino como una persona que conoce de qué habla y sabe cómo funciona.

El content marketing o marketing de contenidos es una estrategia de marketing que consiste en la creación de contenidos de valor, suficientemente atractivos para llegar a un público objetivo. La meta siempre es generar emociones en el consumidor con el fin de que cometa una acción de compra de producto o servicio.

Recomendamos:

Aplicaciones para viajes de última hora

Las ventajas de Linkedin para tu empresa

La propuesta del content marketing trata de ofrecer algo útil al usuario como un producto, servicio o consejo relacionado a la marca y  que responde al interés del usuario. El propósito de toda estrategia de marketing es sentar las bases de la confianza y credibilidad.

¿Dónde publicar estos contenidos? A través de los medios creados por la marca, sea a través de las redes sociales, página web o blog. El contenido debe ir acorde a las características o herramientas que ofrece cada plataforma.

Mientras que la native advertising o la publicidad nativa está relacionada con un método de publicidad digital, donde el anunciante ofrece un determinado contenido. Se paga un espacio en los medios para anunciar un producto o servicio, acorde a la navegación que realiza el usuario. Es una forma de hacer la experiencia del usuario más satisfactoria.

El contenido debe ser de calidad, con el objetivo de transmitir algo a los usuarios y no dejarlos indiferentes. Así que la creatividad es siempre la que hace la diferencia entre las marcas para atraer potenciales clientes que quieran consumir la marca.