El e-commerce: el futuro empresarial

Muchas personas han entendido la importancia del internet y han hecho de esta una herramienta esencial, fácil acceso y de rápida respuesta a sus necesidades. ¿Qué queremos decir? Que los consumidores invierten cada vez más tiempo en la red hasta para hacer sus compras online, en vez de salir e ir a una tienda física; algo que representa un buen punto a favor de las marcas. El ecommerce, el comercio electrónico ha conseguido posicionarse en la mente de los consumidores para ser de una referencia para tomar decisiones hasta para actuar, desde adquirir tecnología, muebles, accesorios para el hogar hasta ropa y comida.

Con este panorama crece el abanico de oportunidades, para las marcas llegar a más públicos, complacerlos y conquistar su confianza. Si bien la comodidad es uno de las características diferenciadoras del comercio electrónico también tiene que ver con la peculiaridad de cada marca, el elemento innovador que hace del producto algo único.

Recomendamos:

5 logotipos más reconocidos del mundo parte 2

¿Por qué lanzarse al mercado del comercio electrónico?

  1. Menor costo: Se ahorran gastos de alquiler, servicios, empleados, pues no se cuenta con un espacio físico de mantenimiento. Aunque un espacio en la web también requiere su inversión, jamás será equivalente al de un alquiler.
  2. Alcance geográfico: El comercio electrónico es posible cubrir todas las distancias, con mayor velocidad y menos costos. Se requieren estrategias para llegar al consumidor y poder suplir las entregas a tiempo, a diferencia de un establecimiento físico que exige la existencia de sucursales y requieren más dinero.
  3. A toda hora: Una tienda virtual no tiene horario de trabajo. Permanece abierta continuamente.
  4. Conoce tu comprador: Existen herramientas que arrojan información acerca del comprador y analizar sus acciones dentro de la tienda virtual.

Importante es analizar las posibilidades, oportunidades, ventajas y desventajas de la marca al sumergirse en el comercio electrónico.