Donald Trump y su estrategia de marketing político

Estados Unidos y el mundo empiezan a adaptarse a las políticas que ahora el presidente de Estados Unidos Donald Trump desea imponer. A diferencia del presidente saliente Barack Obama  gozaba de una personalidad serena, inspiradora y a veces un tanto humorística, hicieron de él un hombre popular y querido a nivel mundial. La construcción de un perfil digital en redes sociales influye en cómo desea ser visto.

Obama ha sido una persona pionera en el manejo de las redes sociales y Donald Trump también es una figura imponente en las redes sociales, como presidente de Estados Unidos. Desde que inició su campaña política ha generado polémica en referencia a su imagen y a las estrategias de marketing político que desarrolla.

Ahora Trump ha conseguido conquistar las ansias de sus seguidores y detractores que reaccionan a cada publicación que Trump hace a través de las redes sociales. Él conoce el alcance que tienen estas herramientas y hace un buen manejo de su imagen dentro del mercado. Aunque no sea un hombre conocido por simpatía, su peculiar personalidad y temas de racismo y xenofobia han causado debate en el país y en el mundo.

Recomendamos:

[Review] WordPress, una herramienta casi perfecta para blogs

Definir el valor de la empresa mediante marketing.

Para muestra un botón el slogan que creó Donald Trump que se llama “Make America Great Again” una frase sencilla que generó clic en el espíritu nacionalista de los estadounidenses y logró posicionarlo como un gran producto de marketing que hasta hoy sigue vendiendo.

No fue un secreto ni tampoco un objetivo para Trump generar una imagen de buen hombre. Su único interés era generar conversación, comentarios, a favor o en contra pero que hablen. Eso forma parte de una estrategia de marketing que mantiene la competencia activa y las miradas de todos ante sus comunicados.

Donald Trump es un hombre auténtico que se mostró como una imagen agresiva y arriesgada hacia sectores de la población de Estados Unidos como la raza negra y latina para generar polémica. Siempre manteniéndose vigente.