Deadpool, el personaje ingenioso de Marvel

“Impresionante” es el éxito que ha tenido Deadpool, la película de un héroe para nada convencional que desde su estreno rompió record como una de los film con más taquilla en Estados Unidos.

De los estudios de Marvel, Deadpool es una historia basada en el personaje Wade Wilson, un hombre que después de enterarse de que sufre cáncer se somete a un tratamiento experimental que acaba dándole poderes especiales y termina convirtiéndose en Deadpool, un antihéroe irreverente que decide buscar venganza en aquellas personas que lo traicionaron, culpables de la desfiguraron de su rostro .

Lo interesante de toda la movida mercadotécnica y publicitaria de la película ha sido la forma de comunicarse para crear expectativa en un público que probablemente desconoce los personajes de Marvel, o no tienen idea de quién es Deadpool. Vender un contenido de amor, romance, en una película centrada en el sarcasmo, la venganza y el poder. La campaña se convirtió en una ironía tal cual Deadpool solo para motivar de forma creativa a los espectadores a ir al cine y sorprenderse.

Recomendamos:

10 mandamientos del marketing

10 consejos para crear un gran equipo para tu empresa parte 2

 ¿Valió la pena la idea? ¡Sin duda!

Sin embargo, ignorar un precepto mercadológico basado en la existencia de una clasificación para adolescentes y adultos que garantiza un mayor éxito en audiencia ha sido como el temor de algunos, excepto para Fox que decidió arriesgarse y mantenerse fiel a la historia original donde el sarcasmo y la violencia son los principales componentes de la historia. Por ello se asignó una clasificación R, solo para adultos, a la película; causando impresiones en países como México donde lo irreverente empezó a prohibirse y hasta se hablaba de censura.

Deadpool es una película que está apegada a su historia original y sin duda va en contra de las reglas de lo socialmente aceptable sin dejar de ser creativo, exitoso, popular y viral.

¿Ya la viste?