3 beneficios que tiene el comercio electrónico

Muchos de los aspectos de la vida diaria han sido traducidos al mundo digital, entre ellos  el comercio. El comercio electrónico o e-commerce cada vez es más considerado por el público en general como una excelente opción para comprar y vender productos.  Algunas empresas ya establecidas combinan esta técnica con las ventas convencionales mientras que muchas empresas nuevas la han adoptado de manera exitosa como la única forma de comerciar sus productos.

Estas son tres de las varias ventajas que tiene el comercio electrónico.

3.- Mayor alcance al público

Recomendamos:

6 ejemplos de buena publicidad de Halloween

Loren Brichter, el genio de las aplicaciones

Una tienda convencional tiene cierto rango de venta que se limita en gran parte a su localización geográfica ya que la gente está dispuesta a trasladarse solo cierta distancia que valga la pena de acuerdo al artículo que buscan comprar. En el e-commerce no se tiene esta limitante, una tienda en línea tiene, por lo general, un alcance nacional (e incluso internacional) limitado solamente por sus medios de envío de mercancía. A esto se suma la posibilidad que tienen los clientes potenciales de acceder al catálogo desde cualquier parte del mundo sin siquiera salir de su casa.

2.- Diversas formas de pago

Una de las razones por las que la gente prefiere asistir a una tienda y adquirir un artículo en persona es porque de esa forma pueden pagar en efectivo o con tarjeta y esto último con una mayor seguridad de que sus datos no serán usados para otros fines. Sin embargo, con el desarrollo del comercio electrónico llegan nuevas formas de pago que le proporcionan más seguridad a los clientes, como Paypal, depósitos bancarios y en otras instituciones e incluso con pago en efectivo al momento de la entrega.

1.- Reducción de costos

Mientras que una tienda convencional requiere conseguir un local adecuado en una zona apropiada para el tipo de artículos que se venden, adaptarlo para las necesidades de la tienda, contratar personal de ventas y además pagar para todo esto, con una tienda electrónica se pueden evitar esas complicaciones. Establecer y administrar un sitio de e-commerce es considerablemente más barato y requiere menos personal para hacerlo.